October 14th, 2019 by Patricio

Si has llegado hasta acá es que asimismo has escuchado charlar de los cigarros electrónicos que calientan el tabaco, mas no lo llegan a abrasar y buscas contestaciones a tu mayor duda: ¿Son verdaderamente más sanos estos cigarros que los que he fumado toda la vida?

La contestación corta es: “Sí, lo son”. Mas lo mejor es que lo veamos con algo de detalle.

“Cigarrillos calentados” Ventaja – 1
Lo primordial es saber qué fumamos y de qué forma se genera el humo o bien vapor que aspiramos. En los cigarros usuales, el tabaco de bulto de siempre, debíamos encender con un encendedor un extremo para poder empezar a aspirar el humo.

Esto suponía que el cigarrillo podía lograr ¡hasta los mil grados! Solo con este dato podemos darnos cuenta de lo dañino que podía ser sencillamente absorber cualquier clase de substancia. Los pulmones padecen considerablemente más, sin tener en consideración la nicotina ni otros aspectos, al tener un contacto directo con el humo a dicha temperatura.

Los cigarros calentadores sencillamente calientan el tabaco, dejando poder conseguir nuestra calada a una temperatura inferior, bajo los trescientos cincuenta, ofertando un menor impacto a nuestros queridos pulmones.

Menos nicotina Ventaja – dos
Los cigarrillos electrónicos pueden ofrecer hasta un veinte por ciento menos de nicotina que los cigarrillos usuales y solo terminan de salir al mercado.

En el futuro se calcula que se mejoren las cantidades de nicotina a fin de que sea más sano que el cigarrillo usual y nos asista a parar de fumar si de este modo lo deseáramos.

5 ventajas del cigarrillo calentador IQOS

La nicotina prosigue siendo una de las sombras más grandes del tabaco usual y que esta se reduzca me semeja una de los beneficios más esenciales.

Cigarros sin humo Ventaja – tres
Todos recordamos aquella temporada donde se podía fumar en bares, restoranes y discos y de qué forma terminó todo por desaparecer. A mi juicio, con bastante razón.

Una de las cruces con las que cargamos los fumadores es con la de incordiar con el humo o bien crear “fumadores pasivos”. Yo soy el primero que preguntaba ya antes de encender un cigarrillo electronico argentina si alguien se sentía molesto con el humo, mas es posible que las tornas estén mudando.

Los cigarros calentadores electrónicos, al no abrasar el tabaco como hemos visto en la primera ventaja, apenas generan humo. De generarlo, tiene un ligero fragancia a cereales que es considerablemente más agradable que el humo al que estamos habituados.

Conque esta ventaja se la dedicamos a todos y cada uno de los no fumadores que se hallen junto a nosotros. ¡Salud!

Todos y cada uno de los cigarros electrónicos en un mismo lugar – Ventaja cuatro
Los cigarrillos electrónicos son, verdaderamente, el aparato donde metemos el tabaco que se calienta y siempre y en todo momento debemos llevarlo con nosotros.

He de decir que al comienzo me tomé esto como una desventaja, mas al cabo del tiempo me habitué a llevarlo y no dependía jamás de encendedores, de papel, de cerillas o bien lo que fuera para poder fumar.

Con llevarlo encima tenemos para todo cuanto precisemos durante el día sin inconvenientes y con las precedentes ventajas ya mentadas. Si salgo de casa y no lo llevo me siento como cuando uno pierde las llaves.

Mejor imagen – Ventaja cinco
Algo ha alterado estos años es innegable: la mala imagen del tabaco a nivel general. El tabaco para calentar no cuenta con esa deplorable imagen con la que contaba el tabaco tradicional.

No es tan simple de acceder para los más jóvenes y incordiamos menos. Además de esto, queda bien elegante en tanto que los diseños que existen en la actualidad en el mercado están más que concebidos para solucionar el inconveniente de la mala imagen del tabaco.

Para resumir, indudablemente he dado el paso a la buena dirección, un cigarrillo vapeador más sano y vistoso que los precedentes con los que molesto menos. Por si acaso te da vagancia leerte todo lo precedente, te lo dejo acá bien resumidito:

Ventajas cigarros electrónicos vs tabaco convencional:
Se calientan, mas no se queman. Menos temperatura para los pulmones.
Tienen menos nicotina que el tabaco usual.
No expulsamos apenas humo con ellos (no incordiamos a el resto).
No tenemos dependencia de encendedores, cerillas o bien cajetas.
Cuentan con una imagen más vistosa y son menos alcanzables para los pequeños.

Posted in Salud Tagged with: ,