June 14th, 2020 by Patricio

Nuevamente Which, organización que defiende los intereses de los usuarios ademas de ser un mayorista de gastronomia que dispone de indumentaria gastronomica, demanda que los supermercados efectúan ofertas falsas, con lo que el ahorro en las compras es un timo. Which ha llevado a cabo una investigación en el R. Unido, en la que se prueba que en ciertos casos, las prácticas del “3×2”, el descuento del cincuenta por ciento en la adquisición de una segunda unidad, etcétera, no dan ahorro alguno, en tanto que se paga más por el producto que cuando no estaba en oferta.

Desde hace unos años se sabe que las promociones que efectúan hipermercados y supermercados, a veces no son tan rentables para los usuarios como se presentan. En el caso del R. Unido, desde hace cierto tiempo se demanda que estos centros engañan a los usuarios a través de prácticas fraudulentas en las ofertas de sus productos alimentarios, haciendo pensar al consumidor que está ahorrando cuando realmente paga más.

El día de hoy conocemos una nueva demanda efectuada por Which, organización que candela y resguarda los intereses y derechos de los usuarios examinando los productos que comercializa la industria y efectuando un seguimiento de ellos. La organización vuelve a denunciar que los supermercados efectúan ofertas ilusorias, con tácticas que exageran los descuentos que ofrecen en los productos alimentarios y manipulando a los usuarios, con lo que, al final, el ahorro en las compras es un timo con mayúsculas.

La organización ha analizado el costo y ofertas de cuatrocientos cincuenta productos libres en 7 supermercados on line (Asda, Iceland, Morrisons, Ocado, Sainsbury’s, Tesco y Waitrose) durante un año, descubriendo que vale la pena ser prudentes ante los presuntos descuentos y ofertas que se aplican a los productos y que aparecen en todos y cada uno de los corredores de los centros. No es que todas y cada una de las promociones sean fraudulentas, mas es un porcentaje alarmante que hace que todas y cada una hayan de ser analizadas. La investigación ha encontrado que existen 3 tipos generales de ofertas que son poco fiables y que los usuarios deben tomar en consideración, el 3×2, los buenos descuentos que hacen pensar que el producto se comercializa a costo de baratija, y los productos que semejan estar en oferta perpetua, a lo largo de una buena parte del año tienen un coste singular que realmente no es tan singular.

Which comenta que la mayor parte de ofertas monitoreadas en los cuatrocientos cincuenta productos eran adecuadas, mas sesenta y cinco de ellas correspondían a descuentos fraudulentos, hallaron ofertas sospechosas en 6 de los 7 supermercados analizados, tan solo Sainsbury’s fue el centro que cumplió con las pautas establecidas por la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA), organización responsable de robustecer la competencia empresarial y prevenir y reducir las actividades anticompetitivas.Los supermercados realizan ofertas engañosas, el ahorro en las compras es un timo

Una de las ofertas más populares es el 3×2, te llevas 3 productos y solo pagas 2, o bien la de adquirir una segunda unidad de un producto con un cincuenta por ciento de descuento. Las dos sugieren que se está ahorrando dinero en un largo plazo, si bien a priori se esté pagando más. El inconveniente es que este género de ofertas se vuelven inciertas en el instante en el que los supermercados aumentan el costo cuando empieza la oferta, o bien inmediatamente antes de ponerla en marcha, así el 3×2 o bien el 2×1 hace que realmente los productos cuesten más de lo que hubiesen costado sin oferta.

Los supermercados procuran hacer opinar a los usuarios que están ahorrando en las compras cuando no es de esta manera, la organización de usuarios pone ciertos ejemplos. Los Kellogg’s Crunchy Nut Cornflakes de quinientos gramos que se comercializaba en Islandia con una oferta de 2 paquetes con descuento en la segunda unidad, resultaba por un coste de dos libras por bulto, el súper resaltaba que previamente el producto costaba 2’99 libras. No obstante, la semana precedente a la oferta, el bulto de estos cereales tenía un costo de 1’49 libras, lo que prueba que los usuarios que cayeron en la trapa, pagaron más que cuando no existía tal promoción.

Otro ejemplo es el de los grandes descuentos, un producto que aparentemente se comercializaba a 3’5 libras, se vende por dos libras, lo que hace que los usuarios piensen que se trata de una buena oferta o bien baratija. El análisis de Which muestra que hay muchos ejemplos de artículos con descuento que no contaban su auténtica historia, se trataba de productos que se comercializaban a dos libras sin descuento. Un caso es el queso cheddar Cathedral City de trescientos cincuenta gramos, un mes ya antes de la oferta se vendía a dos libras, más tarde el costo se aumentó a 3’5 libras para más tarde promocionarlo con una oferta de venta de dos libras.

Sobre los productos que semejan estar en oferta permanente, la estrategia es crear un sentimiento de emergencia, incitando al consumidor a adquirir lo antes posible el producto, lo que llevaría a efectuar una adquiere superflua. En los ejemplos encontrados, los productos estaban en oferta y a un costo más bajo más de la mitad del año, por servirnos de un ejemplo, un helado de fresa de Carte D’Or de 1 litro, se comercializó a dos libras a lo largo de muchos meses, pese a que se sostenía en la publicidad que su coste real era de 3’5 libras y que ahora estaba en oferta a dos libras.

En dos mil quince Which presentó una protesta de la situación frente a la Autoridad de Competencia y Mercados de la que charlábamos acá, en dos mil dieciseis la CMA trabajó con los supermercados, hipermercados y los servicios de Reglas Comerciales para mudar esta situación. Es cierto que este año la organización de usuarios ha encontrado menos casos de esta clase de fraudes al consumidor, mas es obvio que queda trabajo por hacer para quitar absolutamente estas prácticas fraudulentas. Which comenta que notificará muy puntualmente de sus descubrimientos a la CMA, como vía para batallar contra estas prácticas.

Seguramente (por no decir probablemente, pues tenemos pruebas) ocurre lo mismo en otros países como España, muchos supermercados, hipermercados y grandes superficies lanzan de forma continua ofertas de 3×2, descuentos en la adquisición de la segunda unidad, productos que están a lo largo de muchas ocasiones al cabo del año en oferta, etcétera, sería interesante que las organizaciones de usuarios españolas analizaran las ofertas y pusiesen al descubierto aquellas que resultan sospechosas o bien que son fraudulentas, así los usuarios van a estar prevenidos y se forzará a las compañías a que promocionen sus productos de forma franca.

Posted in Gastronomia Tagged with: ,

August 31st, 2016 by Patricio

Primero fueron las compañías de electrodomésticos, más tarde las empresas tabacaleras y ahora hasta en la industria de alimentos comienzan a verse congelamientos o retracciones de precios en productos de primera necesidad. La fuerte caída del consumo pareciera estar empezando a ponerles coto a los aumentos.Una góndola con promociones, ayer, en un hipermercado del Gran Buenos Aires

“Los márgenes con los que estamos trabajando son chicos, pero el consumidor es el que manda”, se sinceró el vocero de una compañía de alimentos, que pidió no ser identificado. “Después de una fuerte caída de la demanda a fines de año y a comienzos de este, el consumo se amesetó. Pero los costos nos siguieron subiendo y no queda otra que buscar compensar aumentando el volumen de ventas y, para eso, hay que bajar precios”, explicó.

La diputada Elisa Carrió ya había amenazado a comienzos de mes con denunciar a empresas de alimentos si no bajaban sus precios. Incluso, a la usanza del ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, presentó un proyecto de ley que contempla hasta ocho años de prisión para los empresarios que suban precios. Sin embargo, afirman, el mercado solo está haciendo la tarea.

En las primeras marcas es donde, por ahora, se ven los mayores ajustes. Dado que por la aceleración de la inflación, ya los consumidores hace tiempo que las abandonaron y se volcaron hacia las segundas marcas más económicas. Este mes, Molinos Río de La Plata decidió reducir entre un 10 y un 15% los precios de los fideos Matarazzo y Lucchetti, que ahora se promocionan en su paquete de 500 gramos a $ 17,99 y $ 14,99, respectivamente.

La Serenísima y Danone son otras de las empresas que reaccionaron ante el nuevo escenario de consumo en baja. Hace unos días lanzaron su campaña Precios Congelados por la que se comprometen a no aumentar los precios de los principales productos de sus marcas Yogurísimo, Ser y Casancrem hasta el 1° de septiembre. “Los productos que están dentro de esta promoción representan casi el 60% del volumen total de la compañía”, precisaron en Danone.
Click Aqui

Hasta una marca que habitualmente no participa de promociones y descuentos, como Starbucks, apostó este mes a una agresiva promoción y bajó el precio de su café del día de 44 a 30 pesos. “Starbucks hace pocas promociones, pero estamos tratando de generar conocimiento de marca, aunque también buscamos estar con una propuesta más acorde con las necesidades del consumidor”.

Los descuentos y promociones en alimentos se suman así a los que a comienzos de este mes aplicaron las tabacaleras, Massalin Particulares -que comercializa marcas como Malboro,Philip Morris y Next- y Nobleza Piccardo -Pall Mall-, que después de haber subido sus precios en un 60%, producto de un incremento de impuestos, los bajaron entre un 3 y 5 por ciento. Ya en marzo pasado, por el derrumbe en las ventas, las empresas de electrodomésticos como asi servicio tecnico lg o servicio tecnico noblex habían tenido que dar marcha atrás con los aumentos que habían aplicado por la devaluación.

“Los datos preliminares a la tercera semana de mayo muestran una fuerte desaceleración en la inflación de alimentos: aceites, panificados, carnes, productos lácteos, todo”, dijo Julia Tauscher, analista de la consultora Elypsis. De encarecerse 2% en la segunda semana de mayo, los alimentos aumentaron un 0,7% esta semana, según el relevamiento que realiza semanalmente la consultora. En gran medida, las desaceleraciones más fuertes se dieron en lácteos y carnes, dos rubros que habían subido fuerte por problemas climáticos.”Vemos desaceleraciones, pero, por el momento -aclaró Tauscher-, no veo variaciones negativas.”
Los súper también

Más allá de la caída del consumo, producto de años de controles también existe, según coinciden en la industria de alimentos, una fuerte distorsión de precios relativos que poco a poco debería ir acomodándose en función de la demanda. Así se da, por caso, que un paquete de fideos sale prácticamente lo mismo que un alfajor, o que en los últimos meses creció fuerte la demanda de arroz, como sustituto de verduras frescas -la papa- o de las pastas.

Los descuentos que aplicaron en la industria se están manifestando muchas veces en las grandes promociones que en las ultima semanas presentan en los supermercados, otros de los heridos de la caída del consumo. “En términos relativos, hay un menor crecimiento en las ventas en grandes hipermercados. La gente está optando más por las cadenas de descuentos o por los negocios de cercanía”, ilustró otra fuente de la industria.

Así las cosas, los grandes supermercados también se están mostrando muy activos para intentar recuperar los clientes perdidos en las últimas semanas. “Abril fue un mes realmente malo para el sector y a todas las grandes cadenas no nos quedó otra alternativa que volver a ofrecer promociones y descuentos muy agresivos”, explicaron en una cadena. Es habitual encontrar, y ya no sólo los fines de semana, descuentos de hasta el 80% en la segunda o tercera unidad de algún producto.

Para las consultoras de consumo, la decisión de las empresas de dar marcha atrás con los aumentos es vista como una decisión prácticamente inevitable. “Ante una caída de la demanda, los empresarios comienzan a desarrollar promociones y descuentos porque es la única manera de movilizar stocks. Y la mejor prueba de lo que está pasando es que el ticket promedio, que en diciembre era de $ 138, en abril bajó a $ 135, a pesar de toda la inflación que hubo en el medio”, explicó Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market y asesor de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Di Pace también destaca otro dato que da cuenta del cambio que viven los consumidores. “Según los datos de la medición de Scanntech, hoy la compra promedio por visita en comercios minoristas de alimentos es de 4,5 unidades, lo que deja en claro que estamos ante un consumidor muy racional, que busca descuentos, compra la oferta y luego se va del local.”

Por su parte, en Kantar Worldpanel destacan que los descuentos y las promociones de las empresas líderes representan una acción defensiva ante el avance de las segundas marcas. “Las primeras marcas cedieron un espacio a marcas más económicas, lugar que puede ser difícil de recuperar, aun con un cambio en el contexto económico general. Las segundas opciones están reforzando su propuesta al consumidor, con mejoras de producto, comunicación y precios competitivos. Y están alcanzado excelentes niveles de aceptación en sus compradores”, alertó Federico Filipponi, director comercial de Kantar.

Tag: servicio tecnico mac

Posted in ECONOMIA Tagged with: , ,