December 4th, 2018 by Patricio

Permitir el cuerpo es una cosa que todos debemos hacer en ocasiones, para asistir al ánima y asimismo prosperar la salud. Son cada vez más los tratamientos que existen para ello y los masajes con técnicas orientales son de los más buscados, como es el caso de la terapia con piedras calientes.

“El masaje de piedras calientes de camilla con piedras de jade o bien volcánicas es un masaje holístico terapéutico que trabaja desde los puntos energéticos del cuerpo”, expresó Ángela Medranda, cosmetóloga y directiva del spa ‘Angela Medranda Spa’.

“Esta terapia combina el masaje tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a diferentes temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y calmar de esta forma trastornos físicos y emocionales”, añadió.

Las terapias basadas en técnicas orientales se han transformado en una moda en lo que se refiere a tratamientos de belleza se refiere. Las piedras usadas en el masaje de ‘gemoterapia’ llegan desde China, el país nipón, Arizona y Hawaii, y su calor y poder imantado conjuntados con un masaje, te revitalizan, te llenan de energía y oxigenan la piel de todo el cuerpo.

A lo largo de un masaje con cama con piedras de jade calientes, el cuerpo puede sentir muchos cambios fisiológicos y físicos, como el incremento de la frecuencia cardiaca, la temperatura y la velocidad de la respiración. Esta elevación en el cuerpo se va a aumentar y bajará hasta el momento en que las piedras estén trabajando para curar el cuerpo, e inclusive puede continuar haciéndolo mucho una vez que el individuo concluya con su masaje. Esta es una reacción normal, puesto que el cuerpo debe reaccionar y amoldarse a los efectos de calor en el cuerpo.

Debido a los cambios físicos que se pueden sentir a lo largo de la realización de esta clase de masajes, hay algunas contraindicaciones como lo explicó Medranda: “No es conveniente para personas mayores, puesto que tienen la piel finísima. Tampoco para quienes padecen de tensión alta, o bien para quienes tienen inconvenientes con el corazón. Para este género de personas es preferible un masaje terapéutico manual y no el de piedras”.

Historia de los masajes con piedras
Con raíces en viejas civilizaciones indígenas, el masaje con piedras calientes se ha usado a lo largo de siglos por sus beneficios para la salud y la relajación. Esta forma de terapia calmante asimismo se remonta a las tradiciones niponas, de este modo como las de la India oriental.

Las indias de América se ponían piedras calientes sobre el vientre para calmar dolores menstruales.
La dinastía Shang de China, incluyó aparte de su practica de moxibustión y respiración, las terapias de las piedras para calmar las tensiones musculares.

Los romanos tras un baño caliente se tumbaban sobre mármol frío para reducir los dolores y relajarse. Además, las indias de América se ponían piedras calientes sobre el vientre para calmar dolores menstruales y con esta técnica los frailes nipones favorecían el ayuno.

Las piedras usadas en un masaje caliente son ricas en hierro. Se puede decantarse por piedras de basalto, que son rocas planas volcánicas oscuras y espesas, que cuanto más oscuras son, mayor es su contenido de hierro y más tiempo retienen el calor, lo que hace que aumente su poder imantado. Asimismo se pueden emplear piedras de río que son suavísimas, debido a los efectos de la fuerte corriente de un río.

Ángela, explicó: “Principalmente son 2 géneros de piedras, las calientes y las frías. Las frías se emplean para la una parte del semblante. Cuando este masaje se da la persona se queda muy sedada, y la piedra fría se emplea para asistir a despertarla (…) se emplea esencialmente en la cara”.

¿Exactamente en qué consiste?
El masaje con piedras calientes o bien volcánicas es una técnica milenaria que usa la energía de la madre tierra. Esta fuerza imantada es empleada para estabilizar el cuerpo y la psique de las personas.

A través de la acción térmica que produce las piedras siendo anteriormente calentadas, se liberan las tensiones musculares. Las piedras se sitúan en puntos estratégicos para favorecer la irrigación sanguínea, la relajación y el equilibrio entre cuerpo y psique.

Esta terapia consiste en aplicar las piedras calientes a lo largo del canal central del cuerpo, para dar masaje sobre los chakras, lugar desde el que la energía es distribuida a todo el organismo merced a los abundantes canales energéticos que lo atraviesan y que están unidos a ellos.

Consiste en aplicar las piedras calientes a lo largo del canal central del cuerpo, para dar masaje sobre los chakras.
Para la realización del masaje se emplean diferentes géneros de piedras, como lo explicó la directiva del spa: “Se trabaja con 4 géneros de piedras. La puntera que se utiliza para empezar el masaje del pie, tenemos las paravertebrales que son las que ponemos en el protocolo del masaje en los músculos paravertebrales. Entonces tenemos las del punto de energía que las utilizamos empezando desde el bajo vientre, plexo solar, estómago, corazón y el pecho. Y entonces tenemos las de trabajo, con la que se empieza a hacer el masaje por todo el cuerpo”.

El masaje con piedras calientes o bien volcánicas esta indicado para personas con agobio, nervios, depresión, ansiedad, insomnio y para los inconvenientes de dolores de espalda, esguince, dolores musculares, mala circulación, artrosis, artritis, etcétera Debido a la propia naturaleza del tratamiento, los resultados se perciben de forma notable desde la primera sesión.

Beneficios
Las piedras calientes pueden hacer un masaje más intenso, el calor ayuda a relajación de los músculos y deja la manipulación de los tejidos más profundos.

Sus beneficios son muchos, como lo explicó la especialista: “Este masaje lleva consigo un sinnúmero de beneficios, mejora la circulación sanguínea, ayuda mucho al flujo de la energía positiva en las personas, relaja el músculo cuando está muy tenso. Verdaderamente el masaje de piedras es un masaje que aporta mucho y el beneficio final es que la persona se siente completamente relax“.

Posted in Salud Tagged with: ,