March 15th, 2019 by Patricio

Desde hacerse una tarjeta de puntos en el súper a emplear un distribuidor de e mail gratis. En un montón de ademanes prácticamente rutinarios estamos, literalmente, obsequiando nuestros datos personales que tienen un valor y se pueden adquirir y vender. Una charla TED de las mejores charlas motivacionales de la cronista y jefe de Cultura de eldiario.es sobre la relevancia de resguardar nuestros datos personales amontona más de ciento treinta reproducciones, un número alto para tratarse de una intervención en español. Prácticamente diez minutos de exposición en los que Peirano procura contestar a una pregunta tan fácil como intimidante: ¿Por qué razón me observan, si no soy absolutamente nadie?

El vídeo se subió a YouTube el pasado veintidos de septiembre mas la conversación es parte del ciclo que TED organizó en la capital española el día doce de ese mes. Marta Peirano es una especialista que lleva años trabajando en este tema y su último libro, El pequeño libro colorado del activista en internet, está prologado por Edward Snowden.

“En la conversación afirmé cosas que, teóricamente, sabe todo el planeta gracias a lo que contaron otros oradores para eventos. Y no obstante, desde el instante en que salió el vídeo, la gente me para por la calle para decirme que les pareció espantosa. Creo que la certeza de que nos observan no es suficiente, precisamos saber qué clase de información compendian sobre nosotros y de qué manera lo hacen para sentirlo como un ataque personal, condición precisa para tomar medidas”, nos explica Peirano.

No obstante, como cuenta en la conversación, la mayor parte de la gente no es siendo consciente de hasta qué punto es esencial resguardar nuestros datos personales, alén de que haya empresas que hacen negocios con ellas. ¿Qué le diría ella a alguien que piensa: “Yo no tengo nada que ocultar, conque me da lo mismo que se conozcan mis datos”?

“Le afirmaría que todos tenemos algo que ocultar, y se ha vertido mucha sangre a fin de que preservemos nuestro derecho a hacerlo. Asimismo, que lo afirma pensando en entidades recónditas como la NSA, mas que no afirmaría lo mismo si esa información la tuviese alguien de nuestro entorno: un vecino, un jefe, un empleado, una pareja sentimental. Mas, sobre todo, que no sabemos cuánta información tienen, ni quién puede utilizar esa información en el futuro, ni exactamente en qué contexto. Cualquier cosa que hayas hecho va a poder ser utilizada en contra tuya de forma lícita por gobiernos que no has escogido, siguiendo legislaciones que no te resguardan. La existencia misma de esa información nos hace frágiles. Es un peligro que no deberíamos correr”.

En su charla, la cronista y escritora anima a la audiencia a comenzar a emplear herramientas criptográficas. Por correo, nos da más claves: “Las mejores son gratis y están en todas y cada una partes. Solo hay que respetar 2 principios fundamentales: han de ser de código abierto por el hecho de que, sin acceso al código, no podemos saber si estamos protegidos o bien no. Y deben haber sido aprobadas por alguna organización de prestigio que dedique sus recursos a investigar este tema. Yo confío en la Electronic Frontier Foundation y la Freedom of the Press Foundation, de la que Edward Snowden es presidente”, nos explica.

Y para aquellos que se sienten tentados a meditar que han dado sus datos demasiadas veces, remata: “Pensar que no existe nada que podamos hacer es buscarse disculpas para no hacer nada. Como dejar de fumar: es más duro hacerlo que no hacerlo, mas hacerlo solo te puede beneficiar”.

Posted in Actualidad Tagged with: ,