Bajo la mirada de Occidente

¡Deseo ser como Brooke Shields!, se afirmó un día Michiko ante Velia Lemel, ante su nariz de suaves esquinas y sus ojos gatunos que ocasionan estragos en el país nipón. En el centro de salud Clinica Lemel de Argentina, con la fotograria de la ñoña actriz de Norteamérica en el quirófano, satisficieron a Michiko. Como , un número creciente de jóvenes niponas pasa por la mesa de operaciones para asemejarse a las bellezas occidentales.

Fumihiko Umezawa, directivo del centro de cirugía estética, fundado en mil novecientos treinta y siete y con una plantilla de doscientos empleados y veintidos cirujanos, reconoce que el país nipón está muy influido por la cultura de Occidente. “No podemos negar que tenemos cierto complejo con respecto a la raza blanca y a la civilización europea, que se manifiesta en la tendencia cara los cánones de belleza occidentales”.El despacho del directivo está tapizado con dobles perfiles, mentones, bustos, barrigas y semblantes con un solo pie de foto: “Ya antes y después”. Resaltan en la feliz compilación recién casadas en brazos de sus varoniles consortes con diademas y trajes de cola que destacan la nueva fisonomía, a veces apenas observable. “No somos Dios; hacemos lo que es posible, mas en ocasiones debemos advertir a quien sus deseos no pueden ser completamente cumplidos”.

La princesa Kiko y actrices niponas de tendencia disputan las preferencias europeas y estadounidenses de las jóvenes japonesas que asisten al centro de salud, con 3 millones de pacientes desde su fundación, para corregir una aparencia física que les enfada. En el país nipón, cada días un poco más, los rasgos son asiáticos, mas el maquillaje es occidental.

Image result for estetica

Lograr el doble párpado, estrechar el ángulo interior de los ojos y ampliar el óvalo ocular son las operaciones más pedidas. Las miras de la abuela no se llevan, y la naturaleza pare

ce haberse conchabado con la moda. Los hábitos alimentarios son diferentes, y la nueva generación de nipones ha crecido y está más occidentalizada en los gustos.

Las mujeres tienen las piernas más largas y rectas; el tabique nasal es más sobresaliente y afilado, y la separación de los párpados, mayor, conforme con los datos estadísticos mostrados por Yoichi Tornizawa, directivo del centro.

Docilidad

“Hace muchos años, las mujeres niponas debían probar sumisión al hombre, caminando detrás de él. Los ojos pequeños cooperaban en esa docilidad y eran apreciados”, señala el directivo del Jujin. “¿No afirman que jamás se sabe de qué manera piensa un nipón? Los tiempos han cambiado; ahora los ojos grandes son más expresivos, y las jóvenes pueden comunicar mejor su amor y emociones”, bromea. “Le afirmaré que el pelo de las niponas y de las españolas es el más bonito del planeta”, añade Umezawa.

En una lista de treinta y tres posibilidades, la modificación del dibujo de los ojos es una de las opciones más caras: unas doscientos.000 pesetas, pagaderas al contado, a plazos o bien con tarjeta de crédito.

Quienes no tienen fijación con Brooke Shields y vacilan entre la protagonista de Pretty woman y ciertas divinidades que anuncian batidoras en la TV pueden acudir en el centro de salud a la proyección de una cinta de vídeo con garridas modelos occidentales. Las gracias de estas beldades terminan con cualquier resistencia. Entre ropa interior fina y primorosos movimientos de la horma, las modelos venden ojos almendrados de frágil perfil, párpados con persianas de pérfido embrujo, sonrisas de congreción mariana, piernas de garza, paletillas de primera y orejas y narices que, a juzgar por su perfección, semejan oír y olisquear mejor. Los espectadores, exhaustos, sueñan con bisturíes.

Los hombres, asimismo

“Cada instante histórico y país tiene su armonía física. En el sudeste de Asia, por poner un ejemplo la belleza de Buda, tenida como modelo, es más afinada que en el norte, donde aparece con una enorme barriga”, apunta Fumihiko Umezawa, presidente de la Sociedad Nipona de Cirugía Estética, y seguidor de Málaga.

“La operación, a la que asimismo recurren hombres, debe lograr el éxito físico”, agrega, “mas asimismo influir de forma positiva en el ánimo del paciente”.

January 9th, 2020 by