Los lugares más insólitos para casarse

fiesta

Para la enorme mayoría de la gente, el día de su boda es una data muy singular, una de aquellas que recordarán durante su vida. La liturgia ha de ser perfecta; desde el vestido de la novia hasta los temtempiés del catering, la música, el salón; no se puede escapar ningún detalle. No obstante, ciertas parejas la hacen tan singular que más que una boda se transforma en un espectáculo.

No todos las enamorados desean darse el “sí, quiero” de una manera tradicional en un salon de fiestas. La iglesia o bien las playas pierden fuerza en menoscabo de nuevos modelos de link. Ciertos novios optan por renovar el término y efectuar su intercambio de votos de una manera muy especial. Acá se les presentamos ciertos más curiosos.

En el Everest
ocho mil ochocientos cuarenta y ocho metros: no hay mejor forma de iniciar un matrimonio que hacerlo en lo más alto del planeta, en la frontera entre China y Nepal. Mas para conseguir unas instantáneas pastoriles es preciso subir con un par de meses de antelación. Para los que no puedan ascender hasta la cima, asimismo existe la posibilidad de hacerlo en un campo base.

Con esta elección no se gozará de ningún gran banquete en el salon de eventos belgrano, mas tampoco habrán decenas y decenas de turismos perdidos buscando el restaurant. Pese a la ocurrente opción alternativa, este territorio tiene un “inconveniente” logístico; probablemente serían poquísimos los convidados prestos a escalar la montaña más alta.

En el espacio
Uno de los sueños de muchos pequeños es el de ser astronauta. ¿Y casarse en el espacio, por qué razón no? Sí, ahora es posible casarse sin gravedad, no verdaderamente en el espacio, mas tal y como si se estuviese en él, o bien en la inmensidad del cosmos.

Es que hay una compañía estadounidense que presta un servicio a fin de que la pareja pueda levitar a lo largo de la liturgia. Si bien sea bastante difícil poner las coaliciones y sostener el equilibrio, el beso entre los dos va a ser de película.

En una capilla de hielo
Ponerse la coalición a veinticinco grados en negativo es un reto para el cuerpo. Esta es la convidación que plantea el Hotel de Glace. Cerca de la urbe de Québec, en Canadá, el complejo está compuesto por habitaciones que no tienen paredes, sino más bien hielo.

También, el alojamiento disfruta de una capilla a la perfección decorada para cobijar uniones. Mas es fundamental que los novios y los convidados se abriguen bien si no desean que la liturgia se les haga eterna.

En el fondo del mar
En Tailandia es bastante usual que las aguas sean testigo de muchos links. Armados con los vestidos de gala y acompañados por antiparras y tanques de oxígeno, son cada vez más los emparejamientos que se festejan con estos particulares acompañantes.

Mas las profundidades marinas no se quedan acá, pues para los amantes del temor hay una vía muy singular de sellar el amor eterno: muy son pocos los valientes que se dan el “sí quiero” en una jaula rodeada de tiburones. No capaz para cardiacos, no existe mejor prueba de pasión que darse el primer beso mientras que un tiburón deambula a los recién casados.

En un volcán activo
Festejar una boda al lado de un volcán activo podría parecer una idea disparatada. Exponerse a que en cualquier instante pueda entrar en erupción pone los pelos de punta a cualquiera.

El monte Yasur (en el archipiélago de Vanuatu), en el que hay un volcán de trescientos sesenta y uno metros, es uno de los entornos que ha decidido efectuar esta clase de celebración. Mientras que el sacerdote oficia la liturgia, el cráter lanza piedras calientes y cenizas, creando unas fotos únicas.

En el Titanic
Hay una enorme opción para los amantes de película dirigida por James Cameron: el Museo del Titanic, en Belfast (Irlanda del Norte), recrea el interior de la mítica embarcación de Tennessee.

No hay mejor espacio para declarar amor eterno que hacerlo en exactamente el mismo sitio donde Rose y Jack unieron sus caminos. Mientras que el capitán Smith oficia la liturgia, la insigne canción de Celine Dion suena de fondo. Esta sí que es una boda de película.

En un safari
Para los apasionados por los animales, quizás la opción mejor para unir 2 medias naranjas sea en un ambiente natural. Y qué mejor que un safari en África, que combina pasión y romanticismo.

En lugar de un horizonte infinito que se funde con el mar, los parques naturales ofrecen extensas estepas pobladas con rinocerontes, leones o bien guepardos. Festejar el evento en plena naturaleza es la mejor forma que decir que el comienzo de tu matrimonio ha sido una aventura.

May 19th, 2019 by