6 pasos para franquiciar tu negocio

intro_ampliacion

Franquiciar es una ruta probada para lograr el veloz desarrollo de tu negocio. Pero transformarse en franquiciante no es un pase seguro al éxito, en especial en esta economía tan competida.

No obstante, muchos dueños de negocios sueñan con ver el nombre de su marca en todos lados y crear una red de franquicias dentro de su país, zona o aun en el mundo entero. Cuando el término adecuado es franquiciado de forma eficaz, puede ser una buenísima estrategia de expansión que no requiere gran inversión de capital.

Si estás considerando franquiciar tu negocio debes saber que el proceso de convertirte en franquiciante es largo y precisa de un costo considerable. Y no por el hecho de que estés calificado para vender franquicias significa que encuentres compradores.

Convertirte en un nuevo franquiciante exitoso requiere tomar decisiones que van a afectar el curso de tu negocio en el futuro próximo. Asimismo existen trámites que debes efectuar para asegurarte de que tu negocio cuente con las peculiaridades y condiciones legales para operar en este modelo.

Te compartimos una guía de los pasos a seguir para transformarte en franquiciante:

Paso 1. Evalúa si tu negocio está listo
La primera pregunta que debes hacerte es si tu negocio funcionaría con este modelo. Más allá de tener buenas ventas y rentabilidad, existen otros factores a considerar:

Tu concepto. La mayor parte de los conceptos de franquicias triunfantes ofrecen algo familiar, pero con un toque diferente. El concepto ha de ser atrayente tanto para los consumidores como para los potenciales franquiciatarios. Además, el negocio ha de ser repicable por otras personas y no ser algo que sólo funcione bajo tu mando.

Revisa tus finanzas. Muchas franquicias triunfantes parten de un negocio rentable e procuran replicar el éxito en otras localidades. Para ciertos expertos, la compañía debe contar con por lo menos 2 unidades rentables antes de franquiciar.

Haz una investigación de mercado. No confíes en tu instinto de que tu negocio tendrá éxito en el país. Estudia el mercado y confirma si existen los consumidores potenciales para tu producto o bien espacio, como espacio para nuevos contendientes en el mercado.

Prepárate para el cambio. Convertirte en franquiciante quiere decir que habrás de estar en diferentes actividades de las que efectuabas siendo dueño de tu negocio. Ahora, te dedicarás primordialmente a vender franquicias y a entregar asesoría a los franquiciatarios. Además de esto, deberás renunciar a una parte del control que tenías ya antes de franquiciar.

Evalúa otras opciones alternativas. Ya antes de franquiciar considera otras opciones. Depende de cuál sea tu situación, un modelo de crecimiento más lento, como incluir asociados, puede marchar mejor para ti.

Paso 2. Conoce los requisitos legales
Para poder operar legalmente bajo este modelo, debes crear una Circular oferta de franquicia. En este documento se plasma cierta información del negocio como un análisis financiero, los manuales de operación y descripción de la experiencia del franquiciante.

Además, ya antes de exportar tu concepto e empezar operaciones en otros países, debes conocer cuáles son los trámites a efectuar y las legislaciones locales. Es conveniente que te dejes guiar por un asesor en franquicias que se cerciore de que todo se haga en orden.

Paso tres. Toma las resoluciones importantes sobre tu modelo
Mientras prepares todos y cada uno de los trámites, vas a deber tomar ciertas resoluciones de de qué manera operarás como franquiciante. Los principales puntos a estimar son:

La cuota de franquicia y las regalías
El contrato de franquicia
El tamaño del territorio que le vas a dar a cada franquiciatario
Qué zonas geográficas abarcarás
Género de programa de capacitación
Si los franquiciatarios deben comprarte el equipo o los suministros
El perfil de los franquiciatarios
Cuál va a ser tu estrategia de comercialización de franquicia
Si ofrecerás franquicias maestras
Paso 4. Contrata a tu equipo
En tu preparación como franquiciante, por norma general necesitarás un equipo que se encargará de asistir a los franquiciatarios. Por poner un ejemplo, probablemente debas contratar a un adiestrador, un directivo creativo, un asistente de marketing y un programador para instalar los software y sistemas en tu red.

Paso 5. Vende franquicias
Ahora que estás en el negocio como franquiciante, una de tus principlaes actividades será hallar franquciciatarios que adquieran tu término. Una opción es que contrates vendedores que te apoyen, si bien la tarea la puedes hacer tú mismo. También puedes acudir a ferias o expos y poner stands o bien contratar los servicios de agencias independientes que te ayuden a encontrar inversores.

Vender franquicias es difícil. Las personas que tengas al cargo de las ventas deben conocer con perfección tu negocio y ser capaces de contar una buena historia sobre él y de por qué es buena opción alternativa para invertir.

Paso 6. Asesora a tus franquiciatarios
Como franquiciante, has pasado por bastantes etapas para lograr este punto. Mas es en éste, cuando comienzas a apoyar a tu red de franquiciatario, donde se determina si la cadena tendrá éxito o bien fracasará. Tus programas de formación y el soporte que entregues son los factores que permitirán crear equidad en tu control, lo que asegura que la marca ofrezca una experiencia uniforme en sus sucursales. Con Internet es más fácil proveer esta consultoría, así como consejos a fin de que todos tus franquiciatarios triunfen.

Al tiempo, necesitarás comenzar a fomentar tu cadena para acrecentar las ventas de tus franquicias. Muchos franquiciantes desechan la relevancia que tiene el apoyo en marketing para el éxito de los franquiciatarios.

May 28th, 2018 by