Merchandising de Gestión

merchandising-de-seduccion

Administrar, en su sentido más amplio en merchandising, se entiende por organizar y controlar la rentabilidad de una operación comercial, de un departamento o una sección de exactamente la misma, con el objeto de conseguir una rentabilidad aceptable y justa.

Actualmente reviste tanta importancia los aspectos relacionados con la gestión, que se llega a hablar de una rama plenamente separada de esta disciplina.

Se le denomina merchandising de gestión, y se comprende que comprende las acciones administrativas relacionadas con la rentabilidad del local comercial y sus resultados financieros. Algunas de las formas que adopta la administración se mienta a continuación:

El merchandising a tu alcance

Este es el concepto tradicional y clásico. La administración de las existencias es un elemento capital en la rentabilidad de una empresa. Las existencias son una inversión, que son a la vez dinero inmovilizado que no produce intereses y un espacio de almacenamiento, que tiene un costo esencial.

Una eficaz administración de existencia, tiene tanta fuerza como concepto para conseguir rentabilidad, que día tras día se ven más empresas que se deciden por venir a la llamada “existencias cero“. Este concepto se ha desarrollado exitosamente en las operaciones industriales, donde se dan compras muy regulares. Es un poco más difícil implantarlo en la distribución minorista, ya que las compras no tienen la misma regularidad y persistencia.

Administración del ambiente
La administración del ambiente de la tienda depende en primer lugar de la imagen y la personalidad que queremos para nuestra tienda. O sea, si deseamos por poner un ejemplo, una tienda moderna, una tienda de ropa clásica o tener una imagen rural.

Administramos el estilo o el ambiente de la tienda al decidir sobre aspectos como la decoración, iluminación, colores, olores, música ambiental, letreros, presentación del personal, entre otras muchas.

Gestión del espacio
En los supermercados especialmente se genera una enorme batalla cuando los fabricantes procuran que la tienda les conceda el mayor espacio para sus productos.

Además los distribuidores siempre y en toda circunstancia tratan de conseguir la mejor colocación para sus productos.

Al aumentar el espacio que ocupa una marca en las estanterías aumenta sus posibilidades de venta. Ciertas empresas, por ejemplo las compañías que venden televisores y electrodomésticos, fuerzan a las tiendas a tener un surtido mínimo, a tener una serie de modelos.

De esta manera consiguen un enorme espacio en la tienda, con lo que incrementan sus posibilidades de ser visto y comprado por los clientes. De paso reduce el espacio y las posibilidades de los competidores.

Gestión por Categorías
La administración por categorías es ante todo una filosofía que lleva a gestionar la oferta, reagrupando los productos, sea como sea el lineal en el que aparezcan, en categorías que forman unidades estratégicas de negocio, gestionadas individualmente, en el marco de la estrategia general de la empresa.

Según parece esto tiene más sentido que manejar los productos individualmente, como se hacia en el pasado. De forma especial, esto es valido cuando se tiene en cuenta factores de distribución y logística, en lo cuales debe considerarse inversiones importantes.

Se puede conseguir mejoras y optimar el servicio cuando se piensa en conjuntos de productos, los que tienen gran relación entre ellos: tallarines y salsas, pañales y alimento para tomas. Este es un campo fértil para optimar ventas y el merchandising, cuando se pone un poco de imaginación en ello.

Administración de relaciones con el cliente
La Gestión de Relaciones con Clientes, es conocida por las siglas en inglés CRM, por Customer Relationship Management. Es la manera más segura de conseguir crear la lealtad del cliente del servicio, conforme a un estudio efectuado en mil novecientos noventa y nueve, por Deloitte Consulting, el cual hizo entrevistas a 900 ejecutivos en 35 países.

March 30th, 2018 by