La oficina presidencial en la Casa Rosada será remodelada

0004922633

No estaba en los planes originales, mas la obra se efectuará debido al traslado del helipuerto presidencial que, en su nuevo emplazamiento, va a estar a pocos metros del histórico edificio

Por último la rehabilitación de la Casa Rosada en marcha desde febrero pasado incluirá obras en el despacho presidencial: la oficina de Mauricio Macri va a deber pasar por un proceso de insonorización debido al traslado del helipuerto presidencial que, en su nuevo emplazamiento, va a estar a pocos metros del histórico edificio.

A principios de año el gobierno presentó Casa Rosada Siglo XXI, el proyecto para la remodelacion de oficinas a nivel estructural el palacio ubicado en Balcarce cincuenta se trata de una obra a tres años que demandará una inversión de $ 285 millones y está a cargo de la Segregaría General de la Presidencia. Con todo, la iniciativa no contemplaba refacciones en el área presidencial, en el primer piso, que se encontraba en “buenas condiciones” puesto que allá se centraron las obras “estéticas” efectuadas durante el kirchnerismo.

Empero, el proyecto del Paseo del Bajo que lleva adelante la administración de Horacio Rodríguez Larreta al lado de la Nación forzaron a cambios en el diagrama original. La nueva autopista al lado del cordón parquizado que correrá en paralelo a la avenida Alem contempla el cierre del estacionamiento de los empleados del Poder Ejecutivo y el helipuerto de Presidencia.

El nuevo helipuerto estará “pegado” a la Casa de Gobierno, lindero al antiguo emplazamiento del monumento a Juana Azurduy -que fue trasladado frente al CCK- y la plazuela de Alem y Rivadavia donde se elevaba el monumento a Juan de Garay (también se va a correr ciertos metros).

Es en este contexto que los arquitectos a cargo de la rehabilitación del palacio de gobierno observaron la necesidad de llevar a cabo trabajos de insonorización en el despacho presidencial a fin de que el ruido del descenso o bien ascenso de la aeronave no altere la rutina de trabajo del jefe de estado.

“Vamos a licitar obras de insonorización del despacho. Estamos viendo qué tecnología colocar, pueden ser paneles u otros implementos. Mas debemos cuidar el diseño arquitectónico en todo cuanto hagamos puesto que es un monumento histórico”, explicó a este diario un funcionario.

Desde el comienzo la arquitecta María Esther Berdasco, a cargo del proyecto, está acompañada por miembros de la Comisión de Monumentos Históricos para asegurar la preservación patrimonial. Se intentará devolverle su aspecto original y, entre otras muchas medidas, se catalogarán las obras de arte y fotografías halladas en la construcción.

El proyecto de reforma de la Casa Rosada consta de 3 etapas: en pocos meses concluirá la primera que está enfocada en el segundo piso, uno de los más estropeados del edificio, donde se edificarán oficinas para empresas y salas de asamblea que van a permitir prosperar los circuitos de trabajo.

En febrero del actual año empezaron los trabajos en lo que fue el viejo comedor justo arriba de la oficina del Presidente. Por este motivo, Macri estuvo un mes trabajando desde Olivos.

El proyecto busca prosperar la conectividad, la comunicación, el uso de energías renovables, el armado de áreas abiertas de trabajo e inclusive la producción de alimentos.

Es que una de las remodelaciones previstas es el cambio integral de la terraza de la Casa de Gobierno con la supresión del helipuerto -en verdad estaba en desuso desde hace treinta años ya que a lo largo de la conocida salida, en 2001, de Fernando de la Rúa la nave nunca se apoyó-, la colocación de paneles solares como fuente de energía complementaria y una huerta móvil “agroecológica” que aun proveerá al comedor del edificio. Ya se emplazaron algunas plantaciones.

La empresa que ganó a otras cinco firmas la primera licitación es Adanti Solazzi y hará el primer tramo con una inversión de $ 45 millones.

En la segunda etapa -con un presupuesto estimado en dólares americanos 180 millones- se remodelará el primer subsuelo -que comunica al Museo Casa Rosada-, baños y elevadores y la terraza. Habrá una reforma de la instalación energética para reducir y hacer más eficiente el consumo: se incorporarán tecnología led y los paneles solares y las terrazas verdes que en teoría reducirán el consumo de electricidad del edificio.

Un dato curioso es que en los techos se contabilizaron las terminaciones de 185 aires acondicionados. Asimismo se comprobó que la “Casa” no está conectada a la red de gas natural: hace cierto tiempo había alguna garrafa para alimentar algún horno pero hoy en día es un edificio completamente eléctrico.

De la terraza asimismo se suprimirán las construcciones tipo favela -derruidos depósitos de mantenimiento y limpieza y hasta vestuarios para granaderos, que se pueden ver en fotografías aéreas tomadas desde el Palacio de Hacienda- para la instalación de los equipos nuevos y de la huerta.

January 21st, 2018 by