Esperando al ruso sobre un Chillida

muebles

Los carritos de los aviones están fabricados para aguantar 30 años. Es el tiempo que dura la garantía de esos trolleys ahora reconvertidos en muebles-bar y juegos de comedor modernos, archivadores o cajoneras con futbolín incorporado de la firma alemana Bordbar. Se exponen en Habitat, en Feria Valencia, al igual que el banco urbano Wi-bench para descansar mientras se recargan los cachivaches tecnológicos de Tommaso Tavani, la muy cómoda mecedora de reminiscencias constructivistas de Kettal, o las alfombras estampadas con obras de Chillida de Nani Marquina.

La antigua feria del mueble, ampliada a todas las artes aplicadas del hogar, ofrece un poliédrico y sugestivo paseo por el diseño de vanguardia, además del mueble clásico. Destaca la producción de los creadores españoles. Ya hace 30 años también que eclosionó, pero su proyección internacional no ha ido pareja, por ejemplo, con la que han disfrutado los restauradores de la nueva cocina española. Talento hay, como apuntan los entendidos, y como ponen de manifiesto los premios concedidos por el Salón de Milán o la selección de Nude.Las firmas galardonadas con los Premios Nacionales de Diseño, como la valenciana Andreu World, tienen un espacio propio en Habitat.

Este espacio de Habitat se está consolidando no solo como un muestrario de los estudiantes más adelantados, sino también como un reflejo de la pujanza e ingenio de las empresas ya creadas por los más jóvenes diseñadores.

Chus Vives, por ejemplo, es una de ellas. Esta diseñadora y empresaria morellana fabrica en Castellón mueble ecológico de madera —“de bosques controlados”, apostilla— y hierro, que muestra en Nude a través de su firma Moblebo. “Me encanta el diseño nórdico”, comenta mientras pasa la mano por una minimalista mesa de comedor “acabada a mano con cera de abeja”.

Los jóvenes diseñadores valoraron la visita del hoy consagrado Jaime Hayon al mostrarse solícito y muy interesado por las innovaciones. La Feria dedica una pequeña exposición a este creador radicado en Valencia.

Andreu World, Gandia Blasco, Punt (heredera de Punt Mobles), Viccarbe, Lámparas Luzifer y Actiu son probablemente las empresas valencianas más punteras y consolidadas en diseño. Todas ellas están presentes en Habitat y han optado por la internacionalización.

Salir o morir es la comidilla desde hace años. Las empresas más preparadas salieron sin esperar al estallido de la crisis. Todos buscan (sobre todo el mueble clásico) los mercados emergentes, los nuevos ricos de Rusia y de las exrepúblicas soviéticas, la China que casa comunismo y capitalismo, los petrodólares de los Emiratos Árabes.

Colección Alexandra está radicada en Burriana y tiene tiendas Kazajistán o Azerbayán. Ofrece un mueble clásico hibrido, al introducir componentes contemporáneos. Según explica Juan Robles, el responsable de comunicación, el 90% de la producción de esta potente firma está destinada a la exportación, especialmente a Rusia, países árabes y cada vez más China.

Las empresas valencianas han aumentado las exportaciones en un 19% durante el primer semestre de este año. En España, en general, el incremento fue del 8%. Un dato positivo que se une a la sensación de cierto optimismo en los resultados del volumen de negocio de Habitat. Aunque no es fácil recabar datos concretos de los empresarios. Al menos de momento, a la espera de su clausura este sábado.

Tag: juegos de comedor

February 16th, 2017 by