Elegir un regalo de empresa. Regalos de empresa.

regalos

En el mundo empresarial los regalos empresariales originales son una práctica común, generalizada y habitual. Los motivos son múltiples y diversos. Ahora bien, hay que tener cierto cuidado con que se regala, a quién y en qué momento. Una mala interpretación puede dar a lugar a consecuencias negativas, todo lo contrario a lo que se pretendía conseguir con esta acción.

Una vez que tenga una serie de puntos perfectamente claros, entonces es el momento de elegir el regalo.

Dependiendo del cargo de la persona a la que se regala, se hace una lista con una serie de posibles regalos de merchandising variado. No se regala lo mismo a un ejecutivo de la compañía que una secretaria o un empleado de un departamento. Tampoco se regala lo mismo a un cliente nacional que a un cliente extranjero.

Recuerde que los regalos de empresa no deben ser personales ni de un valor desorbitado. Los mejores son los regalos prácticos (un reloj para el despacho, un maletín o portafolios, un bolígrafo, pluma o conjunto de ellos, etc.). O los regalos útiles y de consumo, cada vez más utilizados, como unas botellas de vino, una cesta de productos alimenticios, una botella de brandy, de cava, etc.Regalo. Caja de regalo roja.

Hay que distinguir entre tener un detalle con sus clientes o personas que median en una relación (secretarias, vendedores, administrativos, etc.) y un regalo en condiciones.

Un detalle puede ser, enviar unas entradas para un espectáculo. Un pequeño obsequio con el logo de la empresa. Un regalo es algo más. Y no debe nunca llevar grabado ningún tipo de logo o marca comercial de la empresa. A menos que sea la propia marca comercial del regalo. Tampoco se regala nada que pueda ser similar a un producto o artículo que la propia empresa fabrica o comercializa. Por ejemplo, no regale un bolígrafo o pluma a una empresa que fabrica o comercializa estos artículos.

Pero aparte de acertar con el regalo, tiene que tener una buena presentación. Es muy poco elegante dar un regalo sin envolver o hacerlo de una manera descuidada (en un papel corriente, manchado o mal envuelto). Debe cuidar tanto la presentación como el contenido. El coste de añadir un buen envoltorio, una caja, un lazo o algún otro elemento, no suele representar un aumento apreciable del coste final del regalo.

Tampoco se envían regalos empresariales anónimos, sino que siempre deben acompañarse de una tarjeta de visita, de una tarjeta con unas palabras o bien de una carta. Solo se dan regalos sin remite escrito, cuando se entregan en mano a título personal o de representación. Incluso en este caso, se puede adjuntar una nota escrita de la empresa remitente o de los superiores de la persona que entrega el regalo.

Resumiendo, para que el regalo cumpla su función: hay que regalar a la persona adecuada, en el momento adecuado, el regalo adecuado.

December 18th, 2016 by